Beneficios del ajedrez

Fuente: http://www.onlinecollegecourses.com/2012/03/25/10-big-brain-benefits-of-playing-chess/
A medida que se ha ido avanzando en el estudio y conocimiento del cerebro se han hecho cada vez más evidentes los innumerables beneficios que aporta el ajedrez. Son incontables las experiencias de ajedrecistas que han llegado a edades adultas teniendo una mente lúcida y una actividad intelectual elevada. Los psicólogos y educadores han podido constatar el cambio en las relaciones humanas que provoca la práctica de ajedrez tanto en los niños como en los adolescentes, ya que adquieren una actitud más crítica y reflexiva ante los acontecimientos que les toca vivir, además de mejorar la lógica del pensamiento, la capacidad de concentración y el respeto por las ideas y actitudes de las otras personas. A todos estos avances se les une, avalado por numerosos estudios, que hay un aumento real del rendimiento académico.

De hecho, las capacidades que desarrolla el ajedrez están muy valoradas en los informes de rendimiento escolar (PISA, por ejemplo) y en marzo de 2012, el Parlamento Europeo aprobó una declaración en la que se promueve al ajedrez como asignatura por su mejora de la creatividad, la intuición y la memoria, entre otras capacidades.

En particular, algunos de los innumerables beneficios del ajedrez, avalados por importantes y numerosos estudios, son:
  1. Eleva el cociente intelectual
    Dentro del Proyecto de Aprender a Pensar, desarrollado en Venezuela, se llevó a cabo, con 4000 estudiantes, una investigación, diseñada y coordinada por la psicóloga social y campeona nacional de ajedrez, Lic. Edelmira García de la Rosa y se vio que tanto los niños como las niñas mostraron un incremento en el cociente intelectual (CI) en tan sólo cuatro meses de estudio del ajedrez de forma sistemática.
    En 1993, Boris Zlotnik, doctor en pedagogía y maestro de ajedrez, realizó un profundo estudio en el colegio Monte Faro de la Coruña con 16 niños de 5 a 7 años. Al finalizar el estudio se comprobó que los niños habían aumentado significativamente su capacidad intelectual.
  2. Hace crecer las dendritas
    Las dendritas tienen la capacidad de crecer y menguar. Las enfermedades y actividades como el consumo excesivo de alcohol pueden causar que las dendritas se retraigan. Para activar el organismo para hacer crecer las dendritas, se pueden practicar una variedad de actividades, como la interacción con las personas en actividades desafiantes como las carreras o jugar al ajedrez. El aprendizaje de una nueva habilidad generalmente ayuda, así como la construcción de rompecabezas, tocar instrumentos musicales, y el dibujo o la pintura. Las investigaciones han demostrado que el cuerpo humano puede hacer crecer las dendritas numerosas veces hasta una edad avanzada, y la elección de una variedad de actividades puede tener el mayor beneficio para el sistema nervioso.
  3. Ejercita ambos hemisferios cerebralesEn el año 2011, salía publicada en el New York Times una noticia que hacía referencia a un estudio realizado por unos investigadores alemanes y que venía a demostrar que tanto los grandes maestros como los novatos, cuando juegan una partida o analizan una posición hacen trabajar por igual a los dos hemisferios del cerebro.
    El resultado sorprendió a los propios investigadores, quienes pensaban que el lado izquierdo del cerebro tendría un papel más relevante. Sin embargo, resulta que para resolver más rápido las dificultades que plantea el juego del ajedrez necesitamos por una parte usar el hemisferio izquierdo para reconocer los objetos (piezas), y por otra, el hemisferio derecho nos ayuda a reconocer los patrones o jugadas a realizar.
  4. Mejora la creatividad
    El hemisferio derecho del cerebro es el responsable de la creatividad.
    Un estudio del doctor Robert Ferguson, realizado con estudiantes, demostró que, después de 32 semanas, el grupo de alumnos ajedrecistas obtuvo mejores resultados en las pruebas de creatividad, con la originalidad como principal mejora de sus aptitudes.
    Comparación de los aumentos en diferentes aspectos de la creatividad del grupo de ajedrez y de los que no practicaron ajedrez. (Chess in Education: A Wise Move, Ferguson 1995)
  5. Potencia la memoria
    Un estudio de 1985 demostraba que los estudiantes que practicaban el ajedrez destacaban por su mejor memoria en todas las asignaturas.
    En otro experimento realizado en Pensilvania se comprobó que los alumnos que nunca habían jugado también mejoraban notablemente su memoria y sus habilidades verbales.En un estudio realizado en 1992, un grupo de 450 alumnos fueron divididos en tres grupos: el primero siguió el programa normal, el segundo recibió clases de ajedrez después de terminar el primer grado y el tercero empezó a practicar el ajedrez desde el principio.
    En otro estudio realizado en 1992, un grupo de 450 alumnos fueron divididos en tres grupos: el primero siguió el programa normal, el segundo recibió clases de ajedrez después de terminar el primer grado y el tercero empezó a practicar el ajedrez desde el principio. Los resultados demostraron que el ajedrez actuaba de forma positiva en el desarrollo de la memoria.
  6. Ayuda a resolver problemas
    Otro estudio del doctor Peter Dauvergne, de la Universidad de Sidney, mostró más ventajas del ajedrez. Los estudiantes mejoraron su capacidad para resolver problemas, sus habilidades lectoras, de lenguaje, matemáticas y memorísticas, desarrollaron un pensamiento creativo y original, aprendieron a tomar decisiones más precisas y rápidas bajo presión, mejoraron sus notas en los exámenes, aprendieron a elegir mejor entre varias opciones, se concentran mejor, etc. etc., y todo ello independientemente de su sexo y de su nivel socioeconómico.
  7. Incrementa la capacidad lectora
    El doctor Stuart Margulies descubrió a partir de un estudio, realizado en 1991 en 53 colegios de educación primaria de Nueva York, que los chavales que participaron en el programa de ajedrez, durante dos años, mejoraron de forma significativa su capacidad lectora y superaron la media nacional. La ventaja media de los “jugones” fue de 5,4 puntos en el percentil nacional.
  8. Facilita la concentración
    El ajedrez exige tanta concentración que un jugador enfrascado en una partida interesante puede aislarse por completo del ruido exterior. Numerosos estudios realizados con estudiantes en los EE.UU., Rusia, China y otros países demostraron una y otra vez que la capacidad de concentración se agudizó con el ajedrez.
    Hace años tuvo lugar un torneo en los andenes del Metro de Madrid y se puede asegurar que los viajeros molestaban menos a los jugadores que al revés, más que nada por el espacio que ocupaban las mesas.
  9. Enseña a planificar y hacer previsiones
    La corteza prefrontal es una de las últimas zonas del cerebro en desarrollarse, justo el área responsable de planificar y anticiparse a los acontecimientos, del autocontrol y el buen juicio.  Los adolescentes todavía son inmaduros en este campo y los juegos de estrategia se han revelado como una forma magnífica de desarrollar la corteza prefrontal y ayudar a tomar mejores decisiones en cualquier área de la vida.
  10. Ayuda a prevenir el alzheimer
    Un estudio del doctor Robert Freidland, publicado en «The New England Journal of Medicine» aseguraba que los mayores de 75 años que habían practicado actividades como el ajedrez estaban mucho mejor preparados para luchar contra el alzheimer, la demencia y otras enfermedades mentales. Por el contrario, aquellos que rara vez se entretenían con juegos de tablero eran mucho más propensos y tenían cerebros que envejecían más rápido. El Hospital Clínico de Valencia, con la neuropsicóloga Isabel de la Fuente al frente de la investigación, fue pionero en las investigaciones y pruebas acerca de los beneficios del ajedrez frente al alzheimer.
    Según un estudio realizado por el Colegio de Medicina de Albert Einstein con 488 personas, jugar al ajedrez estimula la función cerebral, disminuyendo así el riesgo de padecer demencia y combatiendo los síntomas de ésta, de la misma forma que puede evitar la depresión y la ansiedad. .niñas mostraron un incremento en el cociente intelectual (CI) en tan sólo cuatro meses de estudio del ajedrez de forma sistemática.
    "Hace tiempo que vengo haciendo esta reflexión, no conozco a ningún ajedrecista, y cuando digo ajedrecista me refiero a jugadores de alta fuerza, que hayan padecido o padezcan alzheimer...En nuesto país los más veteranos jugadores han fallecido o tuvieron algún otro tipo de enfermedad pero nada que los relacione con el alzheimer, lo mismo sucede con mis colegas que residen en Europa...hasta hoy nadie me ha dicho que algún maestro de ajedrez sufrió alzheimer...Me parece que es un tema que la medicina debería explorar más, porque evidentemente el ajedrez hace algo en las neuronas de las personas que lo practican para que el alzheimer no pueda ingresar en esas mentes " (GM Oscar Panno).
  11. Mejora la motivación y la determinación
    Los estudiantes en edad escolar se suelen distraer mucho y rápidamente, pueden cambiar de ganas de hacer cosas si no se mantienen motivados. El ajedrez logra que estén interesados y motivados hacia el aprendizaje porque les obliga a buscar formas creativas y jugadas nuevas para ganarle al oponente. Para esto sus niveles de concentración son fabulosos, se sienten motivados y se meten en el juego como nunca antes. Desarrolla también la determinación, pues es muy importante tener una gran determinación para conseguir las propias metas y luchar hasta el final tratando de conseguir los objetivos propuestos. Además, el ajedrez enseña que hay momentos difíciles en los que se está a punto de perder, pero la determinación y la capacidad para seguir luchando hasta el final permiten al jugador aprovechar todas sus oportunidades para llegar a la meta, buscando distintas formas de resolver constantemente los problemas que se le plantean.
  12. Desarrolla la paciencia Una virtud que generalmente es muy poco común en los adolescentes es la paciencia. En el ajedrez, y también en la vida, es vital tener paciencia y saber esperar el momento oportuno para mover cada pieza y realizar cada jugada. Aquellos jugadores que sacan la reina rápidamente suelen perderla porque no esperaron el momento preciso. Los jugadores noveles aprenden rápidamente que necesitan esperar un poco más para planear su estrategia y así ganar.
  13. Enseña disciplinaPara aprender ajedrez hay que jugar muchísimo, estudiar e incluso tener alguien que te de unas clases. Así que los niños entenderán que para lograr algo y ser buenos en algo en la vida, deberán estar disciplinados, estudiar y practicar tanto como sea necesario.
  14. Favorece la socialización y la empatía
    El ajedrez favorece la integración ya que es un juego en el que no es importante la edad, ni la nacionalidad, ni el idioma y pueden jugar tanto niños con jóvenes o con personas mayores, independientemente de su condición social y, además, no hay que ser un gran jugador para participar en los torneos abiertos. Igualmente, mejora y potencia la empatía, ya que es imprescindible considerar los planes del rival para realizar las jugadas adecuadas. Es imprescindible "ponerse en el lugar del otro" para comprender la estrategia del oponente, anticiparse a sus acciones y poder ganar la partida.
  15. Desarrolla la propia personalidad y la autoestimaEstá claro que el ajedrez fomenta la capacidad organizativa y el equilibrio entre lo racional y lo emocional. La autocrítica, la capacidad de aprender de los errores cometidos o disfrutar del éxito, son recursos que los niños adquieren cuando aprenden a jugar al ajedrez. Cuando el jugador pierde la partida debe buscar dónde ha cometido errores y tratar de corregirlos, aplicar la fuerza de voluntad y desarrollar la confianza en sí mismo necesaria para jugar mejor la próxima vez.
  16. Desarrolla el razonamiento y la lógica
    Durante la partida de ajedrez el jugador se enfrenta en cada jugada a múltiples alternativas y a la necesidad de contestar a las amenazas del contrario y a plantear a su vez amenazas al rival. Ello hace que deba analizar múltiples alternativas de respuestas y sintetizar cual es la más apropiada, desarrollando a su vez un pensamiento crítico y la capacidad de análisis y síntesis.
  17. Mejora y potencia la empatía
    Es imprescindible considerar que hay un “otro” que realiza jugadas para comprender la estrategia del oponente y para anticiparse a sus acciones, que hay que observar para poder responder adecuadamente y así ganar la partida.
  18. Ajedrez y TDAH
    Los niños que practican ajedrez aprenden a respetar al rival y se conducen de una forma más tranquila y reflexiva. A las pocas semanas de comenzar cualquier curso, el niño, en la mayoría de los casos, cambia su actitud excesivamente nerviosa y revoltosa por otra más sosegada y de mayor respeto hacia los que le rodean; aprenden a gestionar su tiempo de forma más efectiva y se vuelven más organizados. (Proyecto Ajedrez y TDAH) Enlace a entrevista en COPE: http://www.cope.es/player/noche-ajedrez-ninos-hiperactivos-carrasco-psiquiatra-blasco-villalba-270815&id=2015082700330002&activo=10
Fuentes:
Estudios:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada